in

¿Lloverá en Paris-Roubaix 2021?

Los pronósticos están listos y sí, va a llover este fin de semana en Paris-Roubaix Femmes y Paris-Roubaix.

Cuando se trata de lluvia y Roubaix, los fanáticos del ciclismo parecen vivir para la perspectiva o rezar a los dioses del clima para evitarla. Cualquiera que sea el campamento en el que caigas, y yo esté en el último, el clima para el fin de semana se ve decididamente como lluvia con posibilidades de accidentes.

Météo France predice lluvia antes de la edición inaugural de Paris-Roubaix Femmes el sábado y de la Paris-Roubaix masculina del domingo. La BBC también espera lluvias ligeras y una brisa moderada en ambos días.

En comparación con los otros clásicos adoquinados del calendario, Paris-Roubaix tiene un sabor único y está envuelto en su propia historia y legado. Conducir bajo la lluvia no es fácil en el mejor de los casos, pero en una carrera que inflige niveles exorbitantes de sufrimiento a quienes se atreven a participar, el clima tiene el potencial de aumentar aún más el drama, no en vano es Paris-Roubaix. apodo L’Enfer du Nord – El infierno del norte.

Los adoquines acechan, sobresalen en todos los ángulos y sobresalen de la carretera en una formación dispersa. Los choques y pinchazos se distribuyen por el campo de forma indiscriminada. ¿Quién demonios encuentra esto divertido? Bueno … ¿quién no lo haría? Claro, los caminos suaves son agradables. Pero los adoquines parecen brindar a los ciclistas tanta alegría como un niño en la mañana de Navidad.

Por otro lado, la lluvia y los adoquines pueden ser una mezcla muy peligrosa. Combine eso con un recorrido de carrera tan castigador como Paris-Roubaix y tendrá la perspectiva de que los ciclistas resbalen y se deslicen hasta el velódromo, si tienen la suerte de permanecer erguidos y en sus bicicletas tanto tiempo.

Dicho esto, no ha habido una edición verdaderamente lluviosa de Paris-Roubaix desde 2002, cuando Johan Museeuw ganó solo por tres minutos sobre Steffen Wesemann, cruzando la línea apelmazado de barro y tierra. Aparte de hace 19 años, también fuimos testigos de la lluvia y la colisión de adoquines en el Tour de Francia 2014, donde causaron estragos en todo el pelotón.

Un Roubaix lluvioso es como poner un gato entre las palomas, y ahí es exactamente donde reside su atractivo: su influencia totalmente arbitraria en la carrera. Tenga en cuenta que nadie en el pelotón de hoy habrá corrido una París-Roubaix mojada y la perspectiva solo se vuelve más tentadora.

Cambiarlo en 2021 ciertamente parece una perspectiva divertida para los fanáticos (o para aquellos que miran en la televisión, al menos), siempre y cuando no se produzca a expensas de un accidente o lesión grave para ninguno de los ciclistas que compiten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicicleta profesional: bicicleta de pista Hour Record Argon 18 de Joss Lowden y kit Le Col × McLaren

La Wilier Garda 2022 es una bicicleta de carretera de carbono de nivel de entrada completamente nueva